Páginas vistas en total

viernes, 13 de abril de 2012

Aprendí que quién no te busca, no te extraña, y quién no te extraña, no te quiere. Que el destino determina quién entra en tu vida, pero tu decides quién se queda. Que la verdad duele una sola vez, y la mentira cada vez que nos acordamos. Hay tres cosas en la vida que se van y no regresan jamás: las palabras, el tiempo, y las oportunidades. Por eso,valora a quien te valora, y no trates como prioridad a quién te trata como opción.

Te quiero...

Sí, puede que tal vez me haya cansado. Quizás me haya cansado de desilusiones, quizás de soñar despierta o de mirar el móvil cinco veces cada vez que me despierto en mitad de la noche. Y quizás también me haya cansado de esconder mis sentimientos, de fingir que todo me da igual, de hacer como que no te he visto cuando pasas a mi lado. Cansada de ver películas de amor con final feliz, y de preguntarme por qué yo todavía no he tenido ningún final así. Cansada de odiarme a mí misma por no ser capaz de odiarte, de tumbarme en la cama en plena tarde de domingo mientras ahí fuera pasa la vida. Ya no recuerdo por qué llegue a estar así, por qué me ilusioné tantas veces, por qué no fui capaz de decirte aquel día que me pasaría la vida sentada a tu lado tan sólo para oírte respirar.
Que solamente es necesario una mirada para hablar en silencio.
Tengo el vicio de hacer todo de golpe, de que me de igual lo que pase luego. El vicio de reírme sola como una loca mientras recuerdo tonterías. El de caminar sonriendo, sobre todo después de ver a alguien especial. El vicio de no parar hasta caerme, o hasta que consigan pararme. De escuchar la misma canción muchas veces, hasta odiarla. El vicio de hacer lo posible para sentirme mejor. El vicio de gastarme el dinero en cosas sin sentido o que nunca usaré.. El vicio de soplar al aire cuando hace frío. El de dormir y soñar rarezas, soy capaz de inventar otro mundo. El vicio de ver las cosas faciles dificiles, que acabo creyendome que son dificiles, una y otra vez.El vicio de fijar la mirada en la nada y olvidarme momentaneamente del mundo. De sentarme atrás en el coche e imaginarme que conduzco yo. Tengo el vicio de salir a la calle y mirar todo de una manera rara, de hacer encuadres como si fuera a fotografiarlo todo.El vicio de remar tan fuerte tan fuerte que me de miedo abrir los ojos. Tengo el vicio de siempre creer que no me van a fallar. Y el de empezar las cosas por su final.
Te das cuenta de que la vida se basa en los pequeños detalles. Te basta una canción y mirar alrededor. Y piensas, aprender es fácil si nos lo proponemos, reír sube nuestra autoestima, que estar llorando por algo o alguien no vale la pena porque al final te darás cuenta que tus lágrimas no valieron la pena. Te das cuenta que los amigos te pueden decepcionar, hacer daño pero que los verdaderos solo buscan tu felicidad, sin envidias, sin rencor... Y que el amor nos tiene que encontrar, no tenemos que ir buscándolo como desesperados, él llega a nosotros. A veces hay relaciones que no funcionan y cuando terminan lo único que se te ocurre es hundirte, y cualquier día, así de repente, aparece alguien que te dice que te quiere y te adentras en otra relación. Que los segundos pasan volando, pero que aun así hay que disfrutarlos, porque el tiempo es realmente valioso. Que las miradas hablan lo que calla el corazón y que la familia son las únicas personas que jamás te dejarían abandonada. ¿Y por qué no vas a sonreír? Si la vida está para vivirla, a pesar de los malos momentos...
Cuando tenia cinco años mi madre me dijo que la felicidad era la clave para la vida. Cuando fui al colegio me preguntaron qué queria ser de mayor y escribí: Feliz. Me dijeron que no entendia la pregunta y les dije que eran ellos los que no entendian la vida..
Perdona mis silencios, perdona que a veces no sepa que decir, perdona que te extrañe a cada hora, a cada segundo, a cada minuto. Perdona si a veces soy fría, perdona si me refugio en los demás, perdona todas las tonterías que he dicho. Perdona que odie tanto esto, que odie la distancia, que cada día que paso lejos de ti me hace odiarla aún más... Perdoname a mí misma por amarte tanto.