Páginas vistas en total

viernes, 2 de marzo de 2012

Y por muy extraño que parezca, por mucho que cueste creerlo a veces, un día aparece esa persona. Esa persona que te coje de la cintura por detrás, que te susurra que te quiere, que sonrie cuando tu sonries, que hace que cada caricia te ponga los pelos de punta, que se ria de tu risa, que te diga que eres boba, pero que luego lo arregle con un beso. Que te mire de esa manera...que asusta. Que produzca ese nudo en la garganta. No, no estamos hablando de personas perfectas, dejemos eso para las peliculas. Yo me refiero a cuando encuentras a alguien, que lo sientes, que verdaderamente le importas. Que te agarre fuerte de la mano y que lo único que te salga pensar sea "ojalá no me suelte nunca".Pero aveces eso se destruye,los caminos se separan y quien sabe,tal vez se vuelvan a encontrar aunque tal vez,ya sea demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario