Páginas vistas en total

sábado, 11 de febrero de 2012

Reconozco que a veces soy la más idiota del mundo, una de las más bordes. Un día me verás de tan mala leche que te entrarán ganas de pegarme dos ostias y otro me verás dando saltos de alegría sin razón. Tengo mi habitación realmente desordenada, no soy muy constante en cuanto a mis trabajos, tampoco la más responsable. No me suelo enfadar, y si lo hago, tengo mucha facilidad para perdonar. Soy cabezota, muy cabezota, por no decir la que más; impaciente e impulsiva. Cuando quiero algo, hasta que no lo consigo, no paro. Aunque me lleve la misma vida. Soy así. No soy la más bonita, ni detallista. Soy demasiado atrevida en la situaciones equivocadas, en las que no, y siempre. Tengo millones de defectos y pocas virtudes, la verdad. Ahora, sé muy bien lo que es querer y valorar a una persona y en eso, soy una de las mejores.

1 comentario:

  1. ola!!!! me encanta tu blog,cuando tengas un ratito te pasas por el mio y lo miras!

    http://mimundouncorazon.blogspot.com

    ResponderEliminar